Cuando los pixels conquistan mundos. [Análisis]

Un juego bastante interesante que mezcla píxeles, conquista y una mezcla de dios gamer.

Así lo entendí yo cuando comencé Reprisal, juego creado por el diseñador Jon Caplin con ayuda de Last17. En sí, el juego te presenta un mundo en donde debes recuperar a tu tribu que fue victima de las intensas batallas producidas por las otras vecinas en busca del poder. Pero no sera fácil lograrlo: comienzas desde cero en un mundo extenso y entretenido en donde podrás manipular a la naturaleza para crear una estrategia que te brindará la victoria.

Construyendo el pueblo.

Comenzando con un tutorial básico de como debes moverte por el mundo y de cual es tu objetivo en el juego, de a poco, como si fuera un masaje mental, éste te va tragando entre las montañas, aldeanos e islas que iras viendo desde una perspectiva inclinada y diminuta, que te lleva a esos recuerdos del Populus de antaño, que te sacaba horas de juegos intensas.

Comienzas con varias casas y un objetivo: en los primeros niveles la búsqueda de los totems, que te darán los poderes de la naturaleza para más tarde poder comenzar la conquista de tus adversarios. Con el correr de los mapas deberás ir tratando de que tus enemigos se expandan lo menos posible, pero para lograrlo antes debes expandirte tú, tratando de que las edificaciones que construyas sean las más elaboradas para poder así tener una defensa y victoria asegurada en el transcurso de la partida. Tus enemigos intentaran lo mismo, o peor: buscaran destruir con poderes, derrumbes, ocupaciones u hordas de pixelitos moviéndose hacia tu pueblo.

Conquistando al enemigo.

Mientras, estas escuchando de fondo una música al mejor estilo 8 bits (Un poco tediosa por lo repetitiva, pero grandiosa al oído), que te termina de encantar con las gráficas del juego, no muy elaboradas, pero con ese no se qué que te llamará la atención al ver esos arboles triangulares y los pixelitos que encarnan aldeanos, guerreros y jefes.

Si vieron más arriba notaran que la pantalla está ordenada con los poderes que tienes, los pueblos con los que estas batallando; las ordenes que les puedes dar a tu tribu, el mana que emplearas para los gastos. No interfieren para nada al juego y cumplen con la idea del click and touch.

El juego no los aburrirá, pero tampoco les durará mucho: les da ganas de terminarlo de un sopeton de lo bueno que está.

Lo impresionante de esto es que el juego se encuentra para el navegador, sin descargas ni esperas, con la idea de que lo busquen para que lo disfruten.

También hace poco tiempo salió su versión para pc, mac y linux; que tiene algunas cosillas extras que a todo apasionado le van a gustar.

If you can see this, then you might need a Flash Player upgrade or you need to install Flash Player if it’s missing. Get Flash Player from Adobe.

Sin menor duda recomiendo éste juego a todo el que tenga poco tiempo, ya que los mapas no resultan extenso en demasía, y a todo el que le guste disfrutar de juegos de estrategia con retoques viejos.

9/10



EMUDESC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.