Diablo III: reseña

Diablo III, un juego de fantasía obscura y de terror que se lleva a cabo 20 años antes de los eventos de Diablo II. Deckard Cain y su sobrina Leah estaban investigando unos antiguos manuscritos dentro de la Catedral de Tristram cuando cae una misteriosa estrella del cielo. Tu personaje llega para investigar acerca de los extraños sucesos y descubre que unos demonios van a llegar a Santuario; ¡debes de salvar a la humanidad de estos monstruos diabólicos!

Es un juego de rol de acción (action RPG) en el que creas a tu personaje de entre cinco clases: bárbaro, médico brujo, mago, monje o cazador de demonios; cada una tiene sus hechizos y habilidades.

Gracias a un poco de inteligencia artificial, los monstruos aprenden así que debes de administrar estratégicamente tus habilidades para derrotarlos; además, cada uno tiene su característica y comportamiento que los hace únicos.

No te aburrirás, ya que conforme va avanzando el juego, las misiones van aumentando de dificultad y los enemigos se vuelven “inteligentes”; tienes que tener una estrategia para poderlos vencer.

Al ser un juego en línea que depende de los servidores de Blizzard y de tu conexión a Internet, es posible que a veces no fluya tan bien el juego.

Si eres un fan de los juegos de rol, los juegos de Blizzard o más específicamente, si has esperado 10 años a que salga este juego, definitivamente lo tienes que comprar. Diablo III es un juego de rol de acción en el que te puedes aventurar con personajes con distintas habilidades y poderes.

 

Si quieres ver las reseñas de otros juegos visita: paréntesis.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.